El VIH y El Sexo Oral

Sexo Oral

  • El sexo oral es una práctica común que incluye cualquier contacto entre la boca, lengua o labios con el pene (felación), vagina (cunnilingus) o el ano (anilingus, también
    llamado rimming).

 

  • A pesar de que muchos no usan condones o barreras para el sexo oral, esto no significa que el sexo oral sin protección sea «sexo seguro».

 

  • Como toda actividad sexual, tiene sus riesgos.

 

  • Existen varios factores relacionados que pueden incrementar el riesgo de una transmisión del VIH por medio del sexo oral, incluyendo la presencia de otras ETS, úlceras orales, encías sangrantes y llagas genitales.

 

  • Es posible transmitir el VIH por medio de la «felación receptiva», que es cuando una persona VIH-negativa realiza sexo oral (chupar o mamar el pene) en un hombre con el VIH, si otras ETS, úlceras orales o encías sangrantes están presentes. La transmisión del VIH por medio de la «felación insertiva», que es cuando un hombre VIH-negativo recibe sexo oral de una persona con el VIH tiene muy bajo riesgo y puede que sea imposible.

 

  • Han habido muy pocos reportes de posible transmisión del VIH por medio de cunnilingus (sexo oral practicado en una mujer). Biológicamente, es posible que el VIH pueda transmitirse a una persona VIH-negativa que practique sexo oral en una mujer con el VIH, pero se considera una práctica mucho menos riesgosa.

 

  • Es importante resaltar que se pueden transmitir fácilmente muchas otras ETS por medio del sexo oral. Entre ellas se incluye el herpes, sífilis, gonorrea, verrugas genitales (VPH), hepatitis y parásitos intestinales (amebiasis).