Lo Basico

¿Qué es el VIH y el SIDA?

El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana. Es el virus que puede conducir al síndrome de inmunodeficiencia adquirida, o sida. CDC estima que alrededor de 56.000 personas en los Estados Unidos contrajeron el VIH en 2006.

Hay dos tipos de VIH, el VIH-1 y VIH-2. En los Estados Unidos, a menos que se indique lo contrario, el término “VIH” se refiere principalmente a VIH-1.

Ambos tipos de VIH dañan el cuerpo de una persona mediante la destrucción de células sanguíneas específicas, llamadas células T CD4 +, que son cruciales para ayudar a los cuerpo a combatir enfermedades.

A las pocas semanas de estar infectados con el VIH, algunas personas desarrollan síntomas similares a la gripe que duran una semana o dos, pero otros no tienen ningún síntoma en absoluto. Las personas que viven con el VIH pueden parecer y sentirse sana durante varios años. Sin embargo, incluso si se sienten sanos, el VIH sigue afectando a sus cuerpos. Todas las personas con el VIH deben ser vistas de manera regular por un médico con experiencia en el tratamiento de la infección por VIH. Muchas personas con el VIH, incluidos los que sentirse sanos, pueden beneficiarse enormemente de los medicamentos actuales utilizados para tratar la infección por VIH. Estos medicamentos pueden limitar o frenar la destrucción del sistema inmunológico, mejorar la salud de las personas que viven con el VIH, y pueden reducir su capacidad de transmitir el VIH. Si no se trata la infección por VIH temprana también se asocia con muchas enfermedades, incluyendo la enfermedad cardiovascular, enfermedad renal, enfermedad hepática y cáncer. Los servicios de apoyo también están disponibles para muchas personas con VIH. Estos servicios pueden ayudar a las personas a lidiar con su diagnóstico, reducir las conductas de riesgo, y encontrar los servicios necesarios.

El SIDA es la etapa tardía de la infección por el VIH, cuando el sistema inmunológico de una persona es severamente dañado y tiene enfermedades de dificultad y la lucha contra ciertos tipos de cáncer. Antes del desarrollo de ciertos medicamentos, las personas con VIH podrían progresar a SIDA en pocos años. En la actualidad, las personas pueden vivir mucho más tiempo – incluso décadas – con el VIH antes de desarrollar el SIDA. Esto es debido a las combinaciones “muy activos” de los medicamentos que se introdujeron a mediados de 1990.

Nadie debe caer en la complacencia acerca del VIH y el SIDA. Mientras que los medicamentos actuales pueden mejorar drásticamente la salud de las personas que viven con el VIH y la progresión lenta de la infección por VIH a SIDA, los tratamientos existentes deben tomarse todos los días para el resto de la vida de una persona, que tenga que ser cuidadosamente monitoreados, y vienen con costos y secundario potencial efectos. En este momento, no existe cura para la infección por VIH.

¿De dónde proviene el VIH?

Los científicos identificaron un tipo de chimpancé en África occidental como la fuente de la infección por el VIH en los seres humanos. Ellos creen que la versión del chimpancé del virus de la inmunodeficiencia (llamado virus de la inmunodeficiencia simia o VIS) muy probablemente fue transmitida a los seres humanos y mutado en VIH cuando los humanos cazaban estos chimpancés para la carne y entraron en contacto con la sangre infectada. Durante décadas, el virus se extendió poco a poco a través de África y más tarde en otras partes del mundo.

VIH-2

En 1986, un segundo tipo de VIH, llamado VIH-2, fue aislada de los pacientes de SIDA en el África occidental. VIH-2 tiene los mismos modos de transmisión como el VIH-1 y se asocia con infecciones oportunistas similares y SIDA. En las personas infectadas con el VIH-2, de la inmunodeficiencia parece desarrollarse más lentamente y a ser más leves, y aquellos con VIH-2 son comparativamente menos infeccioso temprano en el curso de la infección. A medida que avanza la enfermedad, el VIH-2 infecciosidad parece aumentar; Sin embargo, en comparación con el VIH-1, la duración de este aumento de la infecciosidad es más corto. VIH-2 infecciones se encuentran predominantemente en África.

El primer caso de VIH-2 en los Estados Unidos fue diagnosticado en 1987. Desde entonces, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han trabajado con los departamentos de salud estatales y locales para recopilar datos demográficos, clínicos y de laboratorio sobre las personas con VIH-2 infección.

¿Cómo se transmite el VIH?

El VIH se propaga principalmente a través de:

  • Not using a condom when having sex with a person who has HIV. All unprotected sex with someone who has HIV contains some risk. However:
  • Unprotected anal sex is riskier than unprotected vaginal sex.
  • Among men who have sex with other men, unprotected receptive anal sex is riskier than unprotected insertive anal sex.
  • Having multiple sex partners or the presence of other sexually transmitted diseases (STDs) can increase the risk of infection during sex. Unprotected oral sex can also be a risk for HIV transmission, but it is a much lower risk than anal or vaginal sex.
  • Sharing needles, syringes, rinse water, or other equipment used to prepare illicit drugs for injection.
  • Being born to an infected mother—HIV can be passed from mother to child during pregnancy, birth, or breast-feeding.

Less common modes of transmission include:

  • Being “stuck” with an HIV-contaminated needle or other sharp object. This risk pertains mainly to healthcare workers.
  • Receiving blood transfusions, blood products, or organ/tissue transplants that are contaminated with HIV.  This risk is extremely remote due to the rigorous testing of the U.S. blood supply and donated organs/tissue.
  • HIV may also be transmitted through unsafe or unsanitary injections or other medical or dental practices.  However, the risk is also remote with current safety standards in the U.S.
  • Eating food that has been pre-chewed by an HIV-infected person.  The contamination occurs when infected blood from a caregiver’s mouth mixes with food while chewing.
  • Being bitten by a person with HIV. Each of the very small number of cases has included severe trauma with extensive tissue damage and the presence of blood. There is no risk of transmission if the skin is not broken.
  • Contact between broken skin, wounds, or mucous membranes and HIV-infected blood or blood-contaminated body fluids. These reports have also been extremely rare.
  • There is an extremely remote chance that HIV could be transmitted during “French” or deep, open-mouth kissing with an HIV-infected person if the HIV-infected person’s mouth or gums are bleeding.
  • Tattooing or body piercing present a potential risk of HIV transmission, but no cases of HIV transmission from these activities have been documented. Only sterile equipment should be used for tattooing or body piercing.
  • There have been a few documented cases in Europe and North Africa where infants have been infected by unsafe injections and then transmitted HIV to their mothers through breastfeeding.  There have been no documented cases of this mode of transmission in the U.S.

HIV cannot reproduce outside the human body. It is not spread by:

  • Air or water.
  • Insects, including mosquitoes. Studies conducted by CDC researchers and others have shown no evidence of HIV transmission from insects.
  • Saliva, tears, or sweat.  There is no documented case of HIV being transmitted by spitting.
  • Casual contact like shaking hands or sharing dishes.
  • Closed-mouth or “social” kissing.