Visión General Sobre el Sexo

Hablar de sexo  puede ser difícil, no importa si tú eres VIH positivo o negativo. Sin embargo, el ser VIH positivo trae un conjunto de retos únicos. Abajo encontrarás consejos que te ayudarán a lidiar con cualquier sentimiento negativo que estés experimentando.

Habla con tu doctor

  • Varios doctores podrían llegar a preguntar sobre tu vida sexual cada vez que te vean. Es su responsabilidad apoyarte para que mantengas tu salud y al ser directo con ellos, les estás ayudando a hacerlo.
  • Pregunta a tu doctor cualquier duda que tengas sobre sexo seguro, ETS, infecciones u otros temas relacionados con el sexo.
  • Si te sientes incómodo al hablar con tu pareja o familia sobre tu estado de VIH, pide ayuda a tu doctor.
  • Si estás experimentando cualquier sentimiento negativo relacionado con el VIH o tu sexualidad, pregunta  si te pueden dar referencias de grupos de ayuda o consejeros.

Habla con tus parejas sexuales

  • Es importante que hables sobre tu estado de VIH con tus parejas sexuales. Si necesitas ayuda, hay servicios para parejas que pueden ayudarte a dar a conocer tu estado a tu pareja. Para obtener más información sobre servicios para parejas, ingrese a www.knowanddisclose.com.
  • Ya sea que vayas a hablar con tu pareja actual, una pareja previa o una pareja potencial, los siguientes son algunos consejos que ayudarán a prepararte para la plática:
  • Antes de empezar a platicar, decide un buen lugar y hora, de preferencia donde y cuando ambos estén a gusto y disponibles para hablar abiertamente.
  • Piensa en las posibles reacciones que pueda tener la persona. Escríbelas y analiza cómo quieres responder.
  • Si la persona puede reaccionar de forma violenta o autodestructiva, piensa que la seguridad es lo primordial y planea tener la plática en presencia de un manejador de caso o consejero.

Habla con tu pareja principal

  • Si estás en una relación con una persona VIH negativo, es importante que él/ella se haga exámenes regularmente y que ambos estén al corriente de su estado.

Habla con parejas nuevas

  • Tal vez no conozcas bien a la persona o no sabes cómo medir su reacción. Cada situación será diferente dependiendo de la persona.
  • Quizás prefieras abordar directamente el tema y simplemente informar a tu nueva pareja potencial que tú tienes VIH. O quizás prefieras iniciar una plática sobre sexo seguro. Como sea que prefieras abordar el tema, es importante informar a cualquier pareja potencial sobre tu estado antes de tener sexo.
  • En cualquier caso, practicar el sexo seguro disminuye las probabilidades de transmisión del VIH u otras ETS.

Habla con parejas previas

  • Si piensas que expusiste a alguna pareja previa o alguien con quien compartiste agujas, es importante que se hagan pruebas. Puede ser difícil hablar con parejas previas, si necesitas ayuda ingresa a www.knowanddisclose.com.

¡Disfruta el sexo seguro!

Protégete a ti mismo y a los demás

  • El sexo seguro significa mantenerse sano mientras disfruta del sexo, sin transmitir o adquirir ETS. Es importante que tanto tu como tu(s) pareja(s) se protejan.

Formas de reducir el riesgo

  • Usa condones. Los condones limitan la transmisión del VIH. También protegen contra otras ETS y reinfecciones con cepas del VIH resistentes a los medicamentos.
  • Asegúrate de tomar tus medicamentos. Éstos disminuyen de manera significativa
    el riesgo de transmitir el VIH, si la persona infectada está tomando medicamentos antirretrovirales (asegúrate de tomar cada dosis del medicamento según
    su horario).
  • Evita tener sexo si estás infectado con una ETS.

Platica tus límites con tu pareja

Para muchas personas, el tener sexo con otros significa tanto un compromiso emocional como físico. Es importante ser honesto y dar a conocer sus estados.

  • Ten una conversación abierta sobre tus deseos, miedos y límites.
  • Acuerden tener formas de expresión sexual que se ajusten al nivel de riesgo con el que
    se sientan cómodos.
  • Puede ser de ayuda que hablen con un consejero sexual o para parejas.

Para obtener información adicional: http://www.thebody.com/content/art55344.html